Toma de contacto con el nuevo Ipad Mini

El pasado Sábado, practicando uno de esos nuevos deportes que la crisis nos ha traído, “Walking en centro comercial”, pude por fin observar en directo el nuevo Ipad Mini, del que tantas reviews he visto/leído.

Paso a contar mis impresiones

Lo primero decir que al menos donde yo lo vi no estaba expuesto al público, había que pedirlo en el mostrador, un Ipad MIni 16Gb Wifi que me cedieron amablemente durante los 10/15 minutos que estuve toqueteándolo (Ya sabéis que el 3G tardará unas semanas en salir).

Supongo que no tendrán muchas unidades y preferirán no “sacrificar” alguna ante los dedazos de los múltiples mirones que poblamos a veces la sección de informática.

nuevo ipad miniLa primera impresión no pudo ser mejor, un Ipad que se coge con una mano (y yo no tengo una mano grande).

Me gustó mucho la parte trasera, en negro grafito y no tan “escurridiza” como la de su hermano mayor.

El peso es perfecto, no notas nada, son 300 gramos, pero sinceramente no he notado más peso que con un iphone 4.

El tamaño de pantalla y su calidad han sido lo que más me ha sorprendido. Con sus 7,9″ y sus 1.024 por 768 a 163 píxeles por pulgada no he notado especial merma de calidad respecto a mi Ipad 3 y su pantalla retina, o al menos no he notado la misma diferencia con respecto a un Ipad 2.

Claro, el menor tamaño de pantalla y el mayor número de pixeles por pulgada hacen que el Mini goce de una mejor calidad aparente respecto al 2. Además gusta ver como las aplicaciones se adaptan a la perfección a este tamaño de pantalla.

En cuanto a su fluidez, nada que objetar, mueve las aplicaciones más comunes sin problema, con la experiencia de usuario habitual de los productos con IOS.

Otra cosa serán las juegos más exigentes, aunque no tuve oportunidad de probar ninguno, quien tenga una Ipad 2 se podrá hacer una idea exacta de esto, puesto que comparten procesador.

En definitiva, y como conclusión

Diría que si bien hace un tiempo era de los que pensaba que el Ipad Mini iba a quedar en tierra de nadie, como pasa con los tablets de 7″, he de decir tras usarlo que en este caso no es así, esa pulgada de más es la diferencia entre un tablet de verdad y un móvil muy grande.

Y al igual que no concibo un móvil de más de 4″ e incluso 4.3″, tampoco veo útil una pantalla de 7″ (ya lo sufrí en mis carnes con el EeePc hace unos años) si se pretende consumir contenido de forma intensiva, no hablemos ya de producirlo.

Me niego a estar continuamente haciendo scroll lateral, algo que no ocurre con el Ipad Mini, donde las webs se ven perfectamente y a tamaño completo.

nuevo ipad mini

Vamos que si eres una persona que consume contenido en movilidad constante, no quiere aumentar sus dioptrías y tampoco quiere cargar todo el día con un móvil del tamaño de una placa solar, esta es una gran alternativa, movilidad, potencia y calidad.

Ahora bien, si el 90% del tiempo el Ipad está en casa para usarlo en el sofá, la cama, la cocina o el cuarto de baño (que si, que se usa también aquí) creo que las 10″ del Ipad nos proporcionarán una mejor salud ocular.

 

 

P.D.- Perdonad por la calidad de las fotos, pero con una legión de adolescentes alrededor esperando para tocar el Ipad Mini no da tiempo a muchas florituras.

 

Publicado en Apple y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *