APPLE TV … vete preparando la tarjeta de crédito

Se ha hecho mucho de rogar, pero después de 2 semanas, los chicos de Rosselli han cumplido y recibí un SMS en mi móvil en el que me informaban de que ya podía pasar a recogerlo por su tienda del Bulevar en Jaén.

Lo primero que te llama la atención, nada más verlo, allí, en su paquetito, mientras estás todavía pagando los 119 euros con la tarjeta en la tienda es, … eso …, su tamaño tan pequeñito. Y es que la caja es un poco más grande que la de un iPhone y algo más cúbica.

Después, ya en casa, te dispones a romper el precinto de plástico de la caja con cierta impaciencia. Como todos los productos de Apple, el empaquetado está cuidado hasta el mínimo detalle. Nada más deslizar la caja lo ves allí, de color negro, con un diseño minimalista espectacular. Retiro el film transparente y una curiosa cinta adhesiva que protege todo el costado. Al hacerlo descubres el lateral de puertos y conexiones. De esta forma lo posas sobre la palma de tu mano y lo elevas, acercándotelo a las narices para admirarlo de cerca mientras la luz que ilumina la habitación hace resplandecer las aristas de sus vértices y costados, provocando un aura reluciente que envuelve el logotipo de la marca. Te quedas en silencio, contemplándolo, meditando todo su potencial y … ya desde este momento, no puedes dejar de pensar … ¡¡¡JODER, ESTA GENTE LO HA VUELTO A HACER!!! ¡¡¡OTRO PELOTAZO DE APPLE!!! … y eso que, todavía no lo has conectado.

Los accesorios son conocidos por todos. El cable a la fuente de energía, un mando Apple remote (de extrema delgadez) y un librito pequeño con algunas indicaciones. La verdad, se echa en falta un cable de conexión HDMI, … suerte que URENDE no cierra hasta las diez.

Todos hemos leído las alabanzas de los blogs especializados a la interfaz del Apple TV. Te puedo asegurar que cualquier comentario se queda corto. La navegación por los menús, aun siendo limitada (obviamente), es espectacular y muy práctica. Nada que ver, por ejemplo, con la interfaz de mi televisor Sony Bravia (bastante farragoso y con un mando a distancia que cuenta con interminables botones).

Ya en marcha reconoce sin problemas y rápidamente la red wifi de mi AirpoExtreme. La activación y carga de menús y contenidos es rapidísima. Y ya puedes explorar contenidos, ver trailers, comprar o alquilar películas, compartir los archivos multimedia de tu Mac, buscar y visualizar podcast directamente desde el Apple TV, o usar Air Play con tu iPhone (por cierto que este último funciona de manera increíble).

No he adquirido ni alquilado (todavía) ninguna película, pero sí que he podido comprobar que los films relativamente recientes tienen un precio bastante caro y se dispone de un catálogo limitado de títulos. Sí me he percatado de que el catálogo va aumentando, lentamente. Llama poderosamente la atención la calidad de la imagen de las películas (trailers), especialmente las que se presentan en formato HD. La calidad disminuye bastante en el caso de los podcast (es obvio), pero aún así es muy digna y aceptable.

Hasta ahora no he tenido problemas de demora de tiempo para cargar los contenidos seleccionados. Escoges el podcast, se cargas en unos segundos y puedes visualizarlo.

Ahora toca explorar más y mejor los contenidos, localizar ofertas de películas (que las hay), ver precios de alquiler, … en fin, el típico proceso de investigación postcompra. Pero, a priori, … he de decir que ME ENCANTA. Claro que ME ENCANTARÍA MÁS si los precios fueran más bajos, o si pudiera contratar NETFLIX desde España y en Esapañol, pero me temo que para eso habrá que esperar.

Esperemos que la SGAE se de cuenta y facilite las negociaciones.

Publicado en Actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *